A.P. Moller - Maersk cerró contrato con Hyundai Mipo Dockyards para la construcción de un buque alimentado con una tecnología de doble motor que le permita navegar con metanol o con combustible tradicional bajo en azufre. En este buque, que será una primicia en la industria, ondeará la bandera danesa.

"Este innovador buque portacontenedores demuestra que las soluciones escalables para resolver adecuadamente el desafío de las emisiones del transporte marítimo ya están disponibles hoy en día. A partir de 2023 nos dará una valiosa experiencia en la operación de los buques portacontenedores del futuro, al tiempo que ofrece un producto verdaderamente neutro en carbono para nuestros muchos clientes que buscan ayuda para descarbonizar sus cadenas de suministro", dijo Henriette Hallberg Thygesen, CEO de Fleet &Strategic Brands, A.P. Moller - Maersk.

El barco tendrá una eslora de 172 metros y navegará en la red de Sealand Europe, una filial de Maersk, en la ruta marítima báltica entre el norte de Europa y la bahía de Botnia.

La configuración de propulsión de metanol para el buque será desarrollada por MAN Energy Solutions y Hyundai Engine and Machinery (motor principal) e Himsen (motor auxiliar) en colaboración con Hyundai Mipo y Maersk.

"El desarrollo de este buque es un desafío importante, pero ya hemos recorrido un largo camino en nuestro trabajo con el astillero y los fabricantes para alcanzar este hito. Si bien somos pioneros en estas soluciones para nuestra industria, estamos trabajando con tecnologías bien probadas y el potencial de costos de un escalado adicional se está volviendo muy claro para nosotros", aseguró Ole Graa Jakobsen, jefe de Tecnología de Flotas, A.P. Moller - Maersk.

Más de la mitad de los clientes más grandes de Maersk han establecido, o están en proceso de establecer, ambiciosos objetivos basados en la ciencia o cero carbono para sus cadenas de suministro, lo que hace que el pedido sea otro paso importante en los esfuerzos de Maersk para apoyar el creciente número de clientes que piden productos neutros en carbono.

"El futuro de la navegación tendrá que ser sustentable y darles paso a los combustibles alternativos, es una tendencia que marca la Organización Marítima Internacional (OMI). En ese sentido la marina mercante nacional que urge volver a construir tiene que pensar en las nuevas fuentes de energía disponibles, tanto el GNL con el que queremos equipar a nuestros remolcadores en la hidrovía, como los biocombustibles y los barcos eléctricos y de hidrogeno, es el futuro del transporte marítimo, desde Argentina no podemos desoír esa clara tendencia", dijo a Transport & Cargo Julio González Insfrán, secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y Cabotaje Marítimo.

González Insfrán, quien es un impulsor de la marina mercante argentina y abanderado de la sustentabilidad, ya tiene elaborados varios proyectos para la construcción de un remolcador impulsado a GNL y lanchas con motores a hidrogeno que se encuentran a la espera de conseguir la financiación necesaria para su desarrollo.

Agencias

AAPA expone en el Congreso de EE.UU. las carencias aduaneras que agravan la congestión portuaria

En marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas

Navieras acuerdan cruces adicionales en horarios pico hacia Cozumel