El control de 14 administraciones portuarias integrales (API) del país se cederán a la Secretaría de Marina (Semar) como parte de la estrategia del gobierno federal para combatir la corrupción.

El proyecto de Acuerdo fue publicado en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, ajustes promovidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador con el fin de evitar malos manejos, la corrupción y el contrabando en las aduanas.

Señala, además, que en 12 de las 14 terminales que serán administradas por la Semar se trasladó casi 83% de la carga de todos los puertos comerciales en el país en los primeros tres meses del año.

Se trata de los puertos de Altamira, Dos Bocas, Ensenada, Guaymas, Lázaro Cárdenas, Manzanillo, Mazatlán, Progreso, Puerto Madero, Puerto Vallarta, Tampico, Topolobampo, Tuxpan y Veracruz.

El proyecto es resultado de la reforma a las leyes de Administración Pública Federal, de Puertos, y de Navegación y Comercio Marítimos que se publicó el pasado 7 de diciembre, en la que se establece que los recursos humanos, financieros y materiales de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes serán trasladados a la Marina.

Una vez que el Acuerdo se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las API tendrán 90 días para realizar las adecuaciones correspondientes a sus estatutos para integrarse a la Semar.

Entre las atribuciones que pasarán a la Marina están la seguridad en puertos y la educación náutica.

Comunidad Portuaria

AAPA expone en el Congreso de EE.UU. las carencias aduaneras que agravan la congestión portuaria

Maersk construye el primer buque portacontenedores del mundo alimentado por metanol

En marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas