En el preámbulo de anuncios sin precedente en materia de infraestructura para alojar cruceros en el estado, Arturo Musi Ganem, presidente de la Asociación de Cruceros de México, defendió la inversión y la economía que genera el turismo náutico de gran escala en el país.

Con el anuncio, aún no confirmado por las autoridades portuarias locales, de una licitación adjudicada a ITM–Carnival para construir dos muelles de cruceros y amenidades diseñados para una capacidad simultánea de hasta 12 mil turistas en el puerto de Pichilingue, el promotor desplegó cifras anteriores a la pandemia de Covid-19 que hablan de los beneficios económicos del turismo de mexicano de cruceros.

Musi Ganem recordó que en 2020 se esperaba que 10 millones 500 mil de cruceristas arribaran a puertos de nuestro país, representando un promedio de 90 dólares (1 mil 809 pesos) por turista, dando un total de 945 millones de dólares (19 mil millones de pesos). En 2019 se registraron 2 mil 328 arribos que, por concepto de impuestos, derechos y aprovechamientos, dejaron un promedio de 300 mil pesos por arribo, dejando aproximadamente 698.4 millones de pesos en las arcas federales y estatales.

Además, se da una promoción indirecta de los destinos mexicanos de cruceros, expuso Musi Ganem: “Aparte de la promoción y publicidad que se recibe gratuitamente, tanto en agencias de viajes, revistas, periódicos, medios electrónicos, etcétera, y la promoción directa de los turistas que visitan el destino, conocen, recomiendan a su contacto”. Igualmente, sostuvo que el segmento de cruceros “es muy codiciado en todo el mundo, y la competencia es muy reñida”, por lo cual participar en un mercado en ebullición trae beneficios particulares.

“El estado de Baja California Sur es muy afortunado, por su localización geográfica, siendo el segundo puerto, después de Ensenada, más cerca en la ruta del Pacifico mexicano entre los puertos de California, además de contar con el mayor número de puertos para cruceros por estado en el país: Los Cabos, La Paz y Loreto […] Con la nueva terminal turística en Pichilingue se incrementarán los arribos y pudiera ser un puerto base para la ruta del Mar de Cortes”, explicó Musi Ganem antes de que se diera a conocer la inversión de 50 millones de dólares que anuncia ITM-Carnival en medios internacionales (Diario El Independiente, 5 de mayo 2021).

“El turismo de cruceros ha demostrado ser benéfico para los destinos a donde arriban, ya que traen a los clientes directamente a que conozcan y derramen [economía], lo que genera empleos, desarrollo regional y promoción internacional, dándole a los destinos un mayor valor agregado. La pandemia ha detenido a la industria en su operación, y dinamismo, que la mantuvo a un crecimiento entre el 7 y 8 por ciento anual ininterrumpido por más de 35 años con compañías navieras que tienen ya ordenados barcos de última generación en los astilleros para los próximos 10 años”, proyectó.

“Cada embarcación de este tipo de mega crucero tiene un costo aproximadamente de entre 600 a 800 millones de dólares (12 mil – 16 mil millones de pesos), y su tecnología es cada vez más adelantada, contando con mayor seguridad y un estricto control y gestión al medio ambiente”, afirmó Musi Ganem, e indicó que México debería ser competitivo con puertos como los de Estados Unidos, Dubái, República Dominicana, Australia, Nueva Zelanda, China, Singapur, Canadá, entre otros, que han invertido en millonarias instalaciones portuarias a fin de recibir a este mercado.

Comunidad Portuaria



Puerto Vallarta recibirá primer crucero en agosto tras un año de cancelaciones por la pandemia

Exhortan a API Tampico a reabrir antiguo edificio de la Aduana

Corredor del Istmo de Tehuantepec registra avance de 60% en rehabilitación de vías