Las fachadas de las viviendas cubiertas de un polvo rojizo son evidencia de los estragos causados en las colonias Formando Hogar, Miguel Alemán y Virgilio Uribe, ubicadas en la zona norte de la ciudad de Veracruz, por la chatarra que es almacenada en patios de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver).

La chatarra es un producto compuesto por desechos de acero triturados que se pulverizan para su uso en la industria metalúrgica como un combustible. En el recinto portuario es almacenada a cielo abierto en montículos que se colocan en patios localizados en la zona aledaña al parque de La Pinera.

Entre enero y febrero ingresaron al puerto de Veracruz 368 mil 891 toneladas de este material, de acuerdo con el último reporte publicado por la Apiver en su portal oficial, lo que significó un aumento de 106 por ciento respecto al mismo periodo del 2020.

Dalia Carrera Barrera, vecina de la colonia Formando Hogar, afirmó que el confinamiento de este producto a cielo abierto causa afectaciones a la población que son evidentes, ya que el viento provoca que el polvo de la chatarra se disperse e impregne dentro y fuera de las viviendas, así como en espacios públicos.

Al recorrer las casas ubicadas en las inmediaciones del parque de La Pinera, a unos 500 metros de la barda perimetral que divide el recinto portuario con la zona habitacional, es notorio que el polvo se encuentra impregnado en el mobiliario urbano y las fachadas de las casas.

Dalia Carrera afirmó que los árboles comenzaron a secarse debido a la presencia del polvo, que puede notarse en los muros y el piso de un quiosco que se localiza en el centro del parque.

En una reunión con sus vecinas y vecinos afirmó que en su casa comenzaron a presentar molestias en vías respiratorias por la exposición constante al polvo que se percibe en el ambiente y que en temporadas de norte es una molestia peor.

"Tanto a dentro de la casa, en los patios, la unidad deportiva que está aquí, todo está rojo, las plantitas están todas secas, han matado la naturaleza, se han ido secando los árboles, tanto por el coque y ahora por la chatarra. Yo pienso que esto nos causa enfermedades en las vías respiratorias, porque ahora siendo malestar desdela nariz hasta la garganta".

Eugenia Avilés, vecina de la colonia Virgilio Uribe, afirmó que debe de limpiar constantemente para retirar el polvo rojizo que se impregna en paredes y muebles, a pesar de mantener su casa con puertas y ventanas cerradas.

"Limpia uno los libreros, los trastes, la mesa y donde sea nos invade ese polvo, barre uno y se ve como viene completamente el polvo rojo, no es arena, es fierro completamente", declaró.

Con el aumento en la presencia del polvo de chatarra también comenzó a notar que su nieto presenta erupciones constantes en la piel, ya que se mantiene en contacto constante con superficies que son contaminadas.

"Aunque diario se lave al otro día aparece la reja llena de chatarra, a mi niño le salen muchas erupciones en la piel cuando tiene contacto con ese polvo, aquí los niños vienen a jugar y regresan a casa llenos de polvo y pasa lo mismo, aunque se queden encerrados".

Maricela Tejeda Hernández, quien vive a una cuadra del parque de La Pinera, afirma que es complicado realizar la limpieza diaria de su vivienda, ya que pese a estar encerrada el polvo ingresa constantemente.

La mujer pidió a las autoridades de la Apiver reubicar el área de confinamiento de la chatarra, para reducir el daño que causan a los vecinos que habitan en las colonias cercanas.

"Dentro de mi casa está sucia la casa y todos los días se limpia con agua y el agua se pone roja, cuando hay viendo, la brisa incluso, con eso se talla la mano en la mesa y se levanta el polvo rojo, nuestras colonias son muy tranquilas, pero no podemos ni siquiera salir a disfrutar la brisa marina".

Dalia Carrera Barrera inició en 2014, junto con sus vecinos, diversas manifestaciones públicas y procedimientos legales para exigir a la Apiver un correcto manejo del Pet Coke, producto similar a la chatarra que antes era confinado a cielo abierto en los mismos almacenes.

Después de seis años de lucha constante consiguieron que autoridades de la Apiver atendieran las quejas de los vecinos, realizando la reubicación del manejo de este producto a un área ubicada en las instalaciones del nuevo puerto.

Sin embargo, afirmó que tras llevarse el Pet Coke se decidió que la misma área sería utilizada para el almacenamiento de chatarra, lo que significó resolver un problema y cambiarlo por otro.

Al percatarse que el problema comenzó a crecer, los vecinos sostuvieron una reunión en diciembre del 2020 con funcionarios del Gobierno del Estado, a quienes plantearon la situación y solicitaron intervenir. Después de cuatro meses no se tiene respuesta.

"En diciembre fuimos a Xalapa, citados por el Gobierno del Estado, presentamos el problema de lo que estamos padeciendo y se comprometieron a ver lo que estamos sufriendo, es la fecha de hoy y no hemos tenido comunicación con ellos", afirmó Dalia Carrera.

La mujer asegura que la lucha que se realizó para que el Pet Coke dejara de almacenarse en los patios aledaños a la zona de La Pinera, permitió aprender el camino para exigir a la Apiver que haga lo mismo con el manejo de la chatarra.

Lo que buscan vecinos es una audiencia con autoridades de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa), para solicitar una investigación por los daños causados por el presunto mal manejo de la chatarra.

Del mismo modo, presentar una solicitud formal a la Apiver con la petición de reubicar el sitio de confinamiento, considerando el mismo criterio utilizado con el manejo del Pet Coke.

"Podría ser una lucha larga, pero estamos seguros de que al final Apiver nos tendrá que dar la razón, sabemos que la chatarra no es manejada por ellos, pero finalmente ellos son quienes dan el espacio a la empresa que no da el manejo correcto y nos está afectando".

Comunidad Portuaria con información de medios locales

AAPA expone en el Congreso de EE.UU. las carencias aduaneras que agravan la congestión portuaria

Maersk construye el primer buque portacontenedores del mundo alimentado por metanol

En marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas