Hablar del Puerto de Altamira es referirse a visión y progreso ya que aún tiene mucho que aportar a este país con pocos proyectos de gran envergadura. Su potencial de crecimiento por su reserva territorial, ubicación geográfica privilegiada, mano de obra calificada, con una excelente plataforma logística e industrial, lo han hecho eficiente y autosostenible.

El Puerto de Altamira cuenta con 9,500 hectáreas de superficie total, fue proyectado desde fines de los setentas y el primer dragado de su canal de navegación ocurrió en 1981, siendo el 1 de junio de 1985 cuando el presidente Miguel de la Madrid corta el listón de inauguración.

El puerto industrial contaba en aquel entonces con una sola posición de atraque; hoy, con 19 posiciones y más de 4.5 kilómetros de muelles. En 2019 movilizó 20.9 millones de toneladas y atendió a 1,786 embarcaciones.

A 35 años destaca en múltiples facetas: une directamente a 125 puertos internacionales y enlaces carreteros, aéreos y ferroviarios y a los principales centros de producción del país, lo que lo convierte en uno de los cuatro principales puertos de México. Enclavado en el municipio de Altamira, ciudad con 267 mil habitantes, su puerto ocupa el 1er. Lugar nacional de fluidos petroquímicos, 2º. lugar en el manejo de autos por el Golfo de México y 4º. lugar de carga general a nivel nacional.

Tan solo del 2018 al presente en Altamira se han invertido 2,855.14 mdd, distribuidos en los sectores Industrial, Comercial y Desarrollo Habitacional. Destacan la ampliación de terminales de usos múltiples y de hidrocarburos, la construcción de plataformas metalmecánicas, tiendas de autoservicio e inversión en licencias de construcción La generación de energía de un año en Altamira corresponde a la aportación del 55.3% de la producción eléctrica estatal y el 6.7% a nivel nacional.

Tan solo en Altamira hay 19 plantas de generación eléctrica, de ahí que su alcaldesa Alma Laura Amparán sea la representante de los 43 municipios en la junta de gobierno de la Comisión Estatal de Energía.

Entre las obras de infraestructura del puerto de Altamira, el dragado de su canal de navegación es de 4 millones de metros cúbicos en un periodo de tres años para llegar a una profundidad de 15.24 metros. Se contempla que en 2021 sea modernizada su aduana para mejorar e incrementar trámites de exportación e importación.

Altamira, gracias a su puerto, más su ganadería y agricultura, genera el 25% del PIB en el estado y el 68% del mismo en la zona conurbada; es por ello que quienes mandan desde el centro deben saber valorar el diamante en bruto que existe en esta parte de México.

Con información de Milenio Tamaulipas

CIP-OEA abre convocatoria para uso gratuito de la herramienta Posidonia Port CDM

Marinero de la Secretaría de Marina recibió la “Distinción de la OMI al valor excepcional en el mar 2020”