Como parte de su proyecto de reactivación económica y con el objetivo de evitar daños a sus unidades durante su trayecto a Estados Unidos, las automotrices Volkswagen y Audi de México iniciaron exportaciones desde puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

A través de un comunicado de prensa conjunto, las armadoras con presencia en la entidad dieron a conocer que este primer embarque de vehículos producidos en México zarpó el pasado 8 de octubre con destino a los puertos de San Diego y Benicia.

El barco contenía un total de 526 vehículos de los modelos Volkswagen Jetta, Tiguan y Golf producidos en la planta de Puebla, partió desde el recinto federal.

“Con este primer embarque de vehículos desde el Puerto de Lazaro Cárdenas, el Grupo Volkswagen en Norteamérica fortalece su red marítima de exportación, añadiendo una nueva locación a las tres existentes; todo esto en beneficio de nuestros clientes en la Región Norteamérica, ya que con un proceso logístico más ágil su auto llega en menos tiempo y bajo estrictos protocolos de cuidado y protección de las unidades”, señaló la Doctora Susanne Lehmann, Directora de la Producción para la Región Norteamérica de Volkswagen”.

En tanto que Audi México arrancó sus envíos en este barco con 500 Audi Q5 producidos en la planta de San José Chiapa.

“Además de la reducción en los costos de transporte, comenzar con las exportaciones hacia Estados Unidos vía el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, representa un gran beneficio en otros dos ámbitos para el Grupo. Primero, porque se reducen los tiempos de entrega en hasta tres días. Mientras que, en segundo lugar, al transportar una cantidad importante de automóviles vía marítima, se registra una reducción significativa en las emisiones de CO2, afirmó Enrique Marín, Director de Control de Materiales/Control de Producción en Audi México”.

Representantes de ambas firmas señalaron que los vehículos producidos por Volkswagen de México eran transportados únicamente vía ferrocarril desde la planta de Puebla hasta los destinos de Estados Unidos en los puertos de San Diego y Benicia.

“Con esta nueva modalidad de traslado, los tiempos de envío y costos logísticos se optimizan; porque las unidades se ven menos expuestas a actos de vandalismo, recurrente en las vías férreas, además de la continua interrupción del flujo logístico por bloqueos de vías férreas que son cada vez más frecuentes y prolongados”.

Asimismo refirieron que el Puerto de Lázaro Cárdenas se eligió por su ubicación estratégica y porque cuenta con las características adecuadas que cumplen con nuestros estrictos estándares para garantizar el traslado de los vehículos en las condiciones más adecuadas.

Comunidad Portuaria

AAPA expone en el Congreso de EE.UU. las carencias aduaneras que agravan la congestión portuaria

Maersk construye el primer buque portacontenedores del mundo alimentado por metanol

En marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas