UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo) reportó una caída histórica del comercio mundial de bienes de 27% interanual en el segundo trimestre del año. Los datos sobre envíos marítimos arrojaban que el número de buques portacontenedores que llegaban semanalmente a puertos descendió a 8.722 a mediados de junio (una caída interanual de 8.5%).

La disminución del comercio estuvo acompañada de caídas considerables del precio de materias primas. El precio de combustibles se desplomó un 33.2% en marzo, y el precio de minerales, metales y materias primas agrícolas cayeron aproximadamente un 4%[1].

El promedio de escalas semanales de buques en puertos ha comenzado a recuperarse a principios de agosto, llegando a 9.265, solo un 3% por debajo de los niveles del año anterior. De acuerdo a UNCTAD, los envíos marítimos es un buen indicador en el actual contexto, dado que más del 80% de bienes son comerciados por ese medio.

Esta recuperación no ha sido uniforme. Las escalas semanales de buques en puertos aumentaron en China y Hong Kong en 4.1% (por encima de los niveles reportados en similar trimestre del año pasado).Pero, en Norte América y Europa los niveles de envíos marítimos siguen siendo inferiores a lo reportado el año pasado. Por su parte, países del sudeste asiático han alcanzado niveles de envíos casi similares al tercer trimestre de 2019.

Debido a las señales de recuperación en principales economías del mundo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) también ha mejorado sus proyecciones de crecimiento en el año[2]. La caída del PBI mundial sería de 4.5% en 2020, proyección menos negativa que la presentada en junio del presente año (-6%).

La UNCTAD ha informado que continuará sofisticando sus indicadores de comercio marítimo, puesto que muestran responder previsiblemente a las medidas disruptivas causadas por la pandemia. Por ejemplo, los timetables (capacidad de carga de unidades) también podría convertirse en un indicador importante próximamente: reflejaría las expectativas de las líneas navieras para una demanda futura cercana. Si bien son datos positivos, los indicadores aún siguen bajo estudio y la UNCTAD sugiere interpretarlos con cuidado.

Comunidad Portuaria

AAPA expone en el Congreso de EE.UU. las carencias aduaneras que agravan la congestión portuaria

Maersk construye el primer buque portacontenedores del mundo alimentado por metanol

En marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas