El presupuesto para proyectos de inversión de las Administraciones Portuarias Integrales (API) para 2021 crecería 107% respecto del proyecto aprobado para este año, pasando de 2,230 a 4,619 millones de pesos (mdp), de los cuales 43% se destinarán a los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, ambos obras clave para el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), y que previamente no habían recibido recursos.

El Proyecto de Presupuesto de Egresos Federal contempla recursos para 11 de las 16 API del país, con 88% del presupuesto etiquetado para proyectos de inversión en infraestructura económica, equivalente a 4,069 mdp, para puertos como Veracruz, Altamira y Lázaro Cárdenas, principalmente, mientras que el resto se destinará a programas de inversión de mantenimiento, por 550.5 mdp.

En el caso del puerto de Salina Cruz, en Oaxaca, el presupuesto de 1,847 mdp –que concentra 40% del total– se utilizará para la conclusión del puerto petrolero y comercial, además de la construcción de nuevos muelles e infraestructura de apoyo para hacer más eficiente el manejo de petrolíferos en la terminal. Asimismo, se prevé el desarrollo de infraestructura para cargas comerciales al interior.

En el caso de Coatzacoalcos, en Veracruz, el presupuesto de 157.1 mdp se utilizará para la segunda etapa del desarrollo de infraestructura portuaria en la Laguna de Pajaritos, que conlleva la construcción de un muelle de 130 metros, 500,000 metros cúbicos de dragado de construcción, además de la construcción de accesos y bodegas de almacenamiento.

Estas dos API son las únicas que utilizarán recursos fiscales para sus proyectos de inversión, pues, con excepción de Coatzacoalcos –que utilizará recursos fiscales y propios–, todos los demás puertos usarán recursos propios, ya que usualmente son autosuficientes en sus gastos, explica Pedro Canabal, socio de comercio exterior de Baker Tilly y académico de la Universidad Panamericana.

“Para el Corredor Interoceánico, los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos empiezan a generar una absorción de recursos importante en cuanto a que se empieza a hacer la modernización de los muelles para los buques petroleros, de combustible, los tanques, que, sin embargo, no se construyen todos los años”, refiere.

Dentro del Proyecto de Presupuesto también se propone una asignación de 1,585 mdp al CIIT, un 50% en comparación con lo asignado para este año, recursos de los que 1,384 mdp se destinarán al Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y su conexión con el puerto de Salina Cruz.

Además de los puertos relacionados con el CIIT, el resto de las API tendrá un aumento de 17% en el total de su presupuesto para proyectos de inversión, que pasaría de 2,230 a 2,772 mdp, con un notable incremento en el puerto de Lázaro Cárdenas (de 265%, sumando 459.7 mdp), y nuevas asignaciones en Dos Bocas, Tuxpan y Manzanillo.

Para Lázaro Cárdenas, se prevé la construcción de un muelle y la modernización de vialidades, donde la prioridad es ampliar la capacidad como terminal especializada de automóviles y combustible, considera Luis Zavala Gallegos, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de México (ANIERM).

“También se trata de fortalecer el sur, y está dentro del mismo contexto de todo lo que es el desarrollo del Istmo. El eje de Lázaro Cárdenas es muy importante para la industria automotriz, para llegar a las grandes ensambladoras, y para el transporte de otro tipo de mercancía, como el tráfico metal-mecánico”, dice.

Alejandro Murat: "El Corredor Interoceánico atrae interés de más de 50 empresas"
Canabal agrega que este puerto no tiene los problemas de dragado –o profundidad– que se tienen en el Golfo de México, por ejemplo, por lo que tiene el potencial de convertirse en una alternativa a Manzanillo.

“En Manzanillo hay una saturación muy conocida en materia contenerizada, pero sigue siendo el tercer puerto más importante de Latinoamérica, y seguramente lo seguirá siendo durante unos años más. Pero Lázaro Cárdenas, con lo que se le está dotando, además de infraestructura periférica (que es lo más atractivo, por las terminales ferroviarias), seguramente harán troncal con el CIIT, desde Salina Cruz hacia Veracruz y Coatzacoalcos”, refirió el especialista.

Aunque la industria ve con buenos ojos el aumento de presupuesto a las API, la toma en la gestión de las aduanas por parte de las fuerzas armadas aunada a los comentarios del presidente López Obrador sobre las concesiones –concretamente sobre el caso de Veracruz– siguen en la mente de la iniciativa privada.

“Tenemos la expectativa de que no va a dar marcha atrás en el sentido de atacar las concesiones de las API. No creo que tenga una propuesta distinta, salvo las declaraciones que se dieron en Veracruz, pero creo que el crecimiento (de las API) de todas maneras no es suficiente”, concluye Zavala Gallegos.

Expansión

AAPA expone en el Congreso de EE.UU. las carencias aduaneras que agravan la congestión portuaria

Maersk construye el primer buque portacontenedores del mundo alimentado por metanol

En marcha un rediseño de la Administración General de Aduanas