Luego de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) declarara que no existen condiciones de competencia efectiva en el servicio de transportación marítimo de Quintana Roo, el presidente municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, anunció que otorgará un subsidio para que los residentes de la isla tengan un sustancial descuento al cruzar hacia Playa del Carmen.

El alcalde dijo que gracias a la disciplina financiera, por primera vez en la historia de Cozumel, con recursos propios del municipio se brindará un subsidio de entre 100 y 110 pesos en el costo del cruce marítimo entre la isla y el municipio de Solidaridad.

El acuerdo al que llegó el ayuntamiento con las navieras Winjet y Ultramar entrará en vigor a partir del 15 de marzo y permitirá ofrecer tarifas preferentes, por debajo de las que se pagan con el Plan Local, toda vez que el costo será de 80 pesos en viaje redondo, contra más de 90 pesos que paga la gente actualmente por un viaje sencillo.

“El Plan Fuerza Cozumel estará más barato aún, muy por debajo de cualquier tarifa que se haya cobrado por cruce en los últimos años”, aseguró.

 “Ante la constante alza en las tarifas de los cruces marítimos, que lastima el bolsillo de los habitantes de Cozumel, y debido a que el trabajo que realizamos ante la Cofece, la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) y la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, es decir, todas las instancias involucradas, todavía no tiene resultados positivos, se pone en marcha este cruce social para darle un respiro a la economía de las familias de la isla”, añadió.

El pasado 11 de febrero, la Cofece concluyó, preliminarmente, que no existen condiciones de competencia efectiva en seis rutas del servicio de transporte marítimo de pasajeros en la modalidad de ferris en Quintana Roo con origen y/o destino Isla Mujeres a Puerto Juárez, Gran Puerto, El Caracol, Playa Tortugas y El Embarcadero, y de Cozumel a Playa del Carmen.

La autoridad investigadora estableció que Naviera Magna (Ultramar) tiene una alta participación de mercado en dichas rutas y que existen barreras de tipo económico y normativo, lo cual le permite fijar tarifas sin que sus competidores puedan contrarrestarlo.

“Las barreras económicas a la entrada del mercado corresponden a los altos montos de inversión para la adquisición y/o arrendamiento de las embarcaciones y la escasez de usos alternativos, el plazo de recuperación e indivisibilidad de las inversiones, los gastos en publicidad, así como la adquisición de seguros”, se lee en el documento.

Agrega que en el estado de Quintana Roo los usuarios no tienen la opción de otros medios de transporte, como el terrestre o aéreo, que les permita movilizarse entre las islas y la zona continental.

El Economista


CIP-OEA abre convocatoria para uso gratuito de la herramienta Posidonia Port CDM

Marinero de la Secretaría de Marina recibió la “Distinción de la OMI al valor excepcional en el mar 2020”