El Convenio sobre la Gestión del Agua de Lastre (Convenio BWM), un tratado internacional que ayuda a prevenir la propagación de especies acuáticas potencialmente invasivas por los buques, logró abarcar el 90,98% del transporte marítimo a nivel mundial, luego de la ampliación del tratado por parte de China a Hong Kong.

De esta forma, los buques con bandera de Hong Kong deberán aplicar los requisitos del Convenio BWM.El tratado busca proteger los ecosistemas marinos, por lo que requiere a los buques que gestionen el agua de lastre para que los organismos acuáticos nocivos y los agentes patógenos sean eliminados o inofensivos antes de que el agua de lastre se libere en un nuevo lugar.

Esto ayuda a prevenir la propagación de especies invasivas y patógenos potencialmente dañinos.Antes de la ampliación de China, el convenio representaba el 81,83% del tonelaje bruto de la marina mercante mundial. Desde que se cumplieron los requisitos para la entrada en vigor del tratado en septiembre de 2016, se han producido cerca de 30 ratificaciones y el porcentaje de tonelaje de la marina mercante mundial cubierto ha aumentado considerablemente de un 35,14% al 90,98%. China notificó el 13 de mayo a la Organización Marítima Internacional (OMI) que ampliaría el tratado, el cual tendrá efecto a partir del 13 de agosto de 2020.

Comunidad Portuaria

La Capitanía de Puerto regional de Acapulco, confirmó que la navegación para todo tipo de embarcaciones quedó abierta en el puerto, luego de más de 3 meses que fue cerrado debido a la emergencia sanitaria por Coronavirus.

La neopiratería silenciada en el golfo de México

Llegó el verano y con él los propietarios de yates comienzan a llegar a puertos de Yucatán