La catástrofe financiera que representa la Pandemia de COVID 19 a la industria de cruceros en el mundo, ha tenido repercusiones en Los Cabos al sumar ya 78 arribos cancelados para este 2020.

Dejando a un lado el lamentar las pérdidas calculadas en cientos de miles de dólares para el puerto de Cabo San Lucas, y un estimado de menos doscientos cincuenta mil turistas que posiblemente, no reciba el destino en lo que va del año, hay una esperanza de reactivar la industria naviera en la Ruta de la Rivera Mexicana.

Fernando Hoyos Romero, gerente general de la Administración Portuaria Integral (API) de Cabo San Lucas, dijo a Diario El Independiente que hay una posibilidad de recibir al primer crucero “post cuarentena”, en el mes de agosto.

“Tenemos un total de 78 arribos de cruceros cancelados hasta el mes de agosto y esto se empieza a extender. Las primeras pruebas de arribo de crucero se podrían dar en el mes de septiembre, sin embargo, hay una ventana de oportunidad en agosto solo si una de las líneas naviera cumple con las medidas básicas que se le están exigiendo en los puertos de origen, es probable que comiencen con las primeras pruebas”.

Sin embargo, detalló el titular de la API de CSL, el barco no vendría al 100% de capacidad y bajo estrictos criterios de viajes para garantizar el mínimo riesgo de contagios de COVID 19.

“Solo tendrán un detalle, los buques no viajarán al 100% de su totalidad de transporte de pasajeros, la capacidad con las que permitirán viajar está entre el 50% y el 80%. Esto con acciones preventivas de distanciamiento social a bordo y medidas de control epidemiológico al embarque, durante el viaje, a la visita de los destinos y al retorno a los puertos de origen”, explicó Fernando Hoyos Romero.

Abundó el gerente general de la dependencia portuaria, se ha dedicado tiempo útil durante la cuarentena para tener en las mejores condiciones el puerto de Cabo San Lucas, cuando se reactive la economía.

Comunidad Portuaria

La Capitanía de Puerto regional de Acapulco, confirmó que la navegación para todo tipo de embarcaciones quedó abierta en el puerto, luego de más de 3 meses que fue cerrado debido a la emergencia sanitaria por Coronavirus.

La neopiratería silenciada en el golfo de México

Llegó el verano y con él los propietarios de yates comienzan a llegar a puertos de Yucatán