A partir del primer minuto de este sábado 21 quedó restringido el cruce de la frontera terrestre entre Estados Unidos y México, pero los “viajes esenciales” seguirán permitidos.

Entre otros, los “viajes esenciales” contemplan los traslados de jornaleros y trabajadores mexicanos en Estados Unidos, o los de choferes de tráileres.

En cambio, no se permitirá más el ingreso de personas con “propósitos de turismo”, un concepto que contempla el paseo, la recreación, apuestas en casinos o traslados para asistir a eventos culturales, de acuerdo con una nota informativa difundida por el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés).

En ese documento, Chad Wolf, titular del DHS, determinó que “el riesgo de una transmisión continua y una propagación de Covid-19 entre Estados Unidos y México representa ‘una amenaza específica a la vida humana y a los intereses nacionales’”, e instruyó que “los puertos de entrada a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México suspendan sus operaciones normales y procesos de entrada, excepto para los viajeros que estén en ‘viajes esenciales’”.

Este concepto incluye los regresos de ciudadanos estadunidenses a su país, individuos que viajan “con propósitos médicos” –es decir, que reciben tratamiento médico en Estados Unidos– o para asistir a instituciones educativas; también se permite el cruce para trabajadores mexicanos en Estados Unidos, funcionarios y diplomáticos, militares estadunidenses o personas “que realizan operaciones relacionadas con lo militar”, así como individuos “involucrados en comercio legal transfronterizo”, como los choferes de camiones.

“Hasta el momento, esta notificación no aplica para los viajes por aire, tren de carga o marítimo entre Estados Unidos y México, pero sí aplica para los pasajeros de trenes y ferrys (…) estas restricciones son temporarias por naturaleza, y permanecerán efectivas hasta las 11:59 PM del 20 de abril de 2020. La notificación puede ser enmendada o anulada antes de este plazo, según circunstancias asociadas con esta amenaza específica”, plantea la nota.

En seguimiento al anuncio sobre la suspensión temporal de los viajes “no esenciales” que hicieron hoy los gobiernos de México y Estados Unidos, Chad R. Mizelle, consejera del DHS, envió una nota informativa a los trabajadores de la institución y a organismos diplomáticos para informar sobre los pormenores de la medida, que se extenderá al menos hasta el próximo 20 de abril.

Comunidad Portuaria

Los puertos mexicanos en la mira de los inversionistas

Buenas intenciones no son suficientes en la estrategia de la militarización portuaria

Avanza la llegada de almirantes a las administraciones portuarias