Pescadores de Progreso protestaron contra la British Petroleum a una década del derrame de combustible en el Golfo de México. Hombres de mar de Yucatán hicieron responsable a la empresa de la disminución de la población de especies marinas que actualmente sufre la zona.

A casi 10 años del derrame de combustible en aguas del Golfo de México, pescadores de Yucatán protestaron bajo el puente de entrada al municipio de Progreso, pidiendo el apoyo de las autoridades federales para continuar con la demanda en contra de la compañía extranjera, para que hombres de mar de los puertos mexicanos del Golfo reciban una indemnización por los perjuicios ocasionados a la flora y fauna marina de estos lugares, como la que se llevó a cabo en puertos de Estados Unidos en la misma zona.

Los pescadores señalaron que parte de los graves problemas en las especies explotadas en aguas del Golfo y que mantienen la actividad pesquera en los puertos de la zona fueron afectados por el derrame, agravando aún más la mortandad de las especies, y afectando de forma directa la actividad con la que hombres y mujeres de la costa mantienen a sus familias.

El derrame de petróleo de la “British Petroleum” ocurrió en abril del 2010 en el Golfo de México, que causó la muerte de 11 trabajadores y provocó el peor vertido en aguas costeras en la historia de Estados Unidos.

Comunidad Portuaria con información de medios locales

Los puertos mexicanos en la mira de los inversionistas

Buenas intenciones no son suficientes en la estrategia de la militarización portuaria

Avanza la llegada de almirantes a las administraciones portuarias