Las más de 2,000 personas a bordo, entre pasajeros y tripulantes, se dirigen al puerto asiático, donde la empresa afirma que ya tienen todos los permisos para desembarcar.

Antes, Tailandia, Taiwan, Japón, Filipinas y Guam habían rechazado a la embarcación por miedo al coronavirus.

La tripulación del barco informó que no hay personas afectadas por la enfermedad hasta el momento. Sin duda, en estos problemas, el pánico y la desinformación hacen tanto daño como la enfermedad.

Comunidad Portuaria

Los puertos mexicanos en la mira de los inversionistas

Buenas intenciones no son suficientes en la estrategia de la militarización portuaria

Avanza la llegada de almirantes a las administraciones portuarias