Una jueza federal de Estados Unidos amenazó con impedir el paso de los cruceros de Carnival a todos los puertos estadounidenses, como castigo por la posibles violaciones de los términos de su periodo de prueba.

Carnival ha estado a prueba como parte de un acuerdo legal de 2017, en el que aceptaron pagar $40 millones por desechar aceite ilegalmente en el océano, desde sus barcos Princess Cruises, y por no decir la verdad sobre el incidente a las autoridades de EE.UU. Como parte del arreglo la empresa accedió a inspecciones por parte de auditores externos.

Sin embargo al parecer Carnival no ha cumplido enteramente su parte del trato, pues el miércoles 11 de abril la jueza de distrito estadounidense, Patricia Seitz, dijo que en una audiencia el próximo junio va a decidir qué acción tomar contra la línea de cruceros; si es que decide tomar alguna.

De acuerdo con los documentos de la corte, Carnival intentó evitar descubrimientos incriminadores preparando sus barcos anticipándose a las auditorías ordenadas por la corte. Estas acciones incluyeron falsificación de registros, tirar basura plástica al mar y desechar ilegalmente aguas grises en el Parque Nacional Glacier Bay en Alaska.

Por su parte Roger Frizzell, un vocero de Carnival, aseguró que la compañía se encuentra haciendo todo lo posible por cumplir todas las expectativas y que esperan poder clarificar estos problemas, demostrando su compromiso. “Nuestra responsabilidad ambiental ha sido y sigue siendo nuestra prioridad para la compañía. Nuestra aspiración es dejar los lugares que tocamos, aún mejor que cuando llegamos por primera vez”.

Comunidad Portuaria con información de Agencias

Clausuró Secretaría de Gobernación el XXV Congreso Anual de la AMANAC

Puertos y Marina Mercante ya no deben manejarse como negocios separados: Héctor López Gutiérrez

Digitalización de los puertos mejorará movilidad portuaria y urbana: Martner Peyrelongue