A cien días de gobierno, no han bastado para poner en orden la política energética que el país demanda y, más aún, para definir quién conduce el avión, cuál es el rumbo al que se quiere llegar y qué decisiones hay que tomar para alcanzar determinados objetivos, ante las contradicciones en las que ha incurrido el gobierno de Andrés Manuel López Obrador respecto a la construcción de la refinería de “Dos Bocas”, en Tabasco.

El diputado federal, Antonio Ortega Martínez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, dijo que de nueva cuenta, hay contradicciones entre la Secretaría de Hacienda -el subsecretario Arturo Herrera-, la secretaria de Energía, Rocío Nahle; el director de Pemex (Octavio Romero Oropeza) y el presidente de la República, lo que pone en evidencia el desorden.

“Tenemos la información de que el subsecretario (Arturo) Herrera en Londres, en un encuentro que vemos como necesario para realizar en muchos lugares más del mundo financiero, anunciara las medidas emergentes que se van a tomar para fortalecer el plan de negocios de Pemex, mejorar las perspectivas de las calificadoras y trazar –en el mediano y largo plazos- un plan que permita una calificación y una capacidad de la empresa productiva del Estado para generar recursos que alivien los problemas financieros del país”, expuso.

Creo –añadió- que el subsecretario Herrera, con sentido común, con visión política responsable y clara de las prioridades, ha definido y anunciado la conveniencia de suspender, durante un tiempo, la inversión y construcción en la nueva refinería de Dos Bocas. Este aviso se inscribe en el esfuerzo por re-direccionar los recursos, ayudar a que Pemex consiga dinero fresco en los próximos cuatro años que (se calcula) pudieran ser entre 2 mil 500 y 3 mil millones de dólares anuales para encauzar su plan de negocios y fortalecer sus ingresos.

“La inversión direccionada como el subsecretario Herrera ha planteado, de aumentar la capacidad de exploración y producción de crudo puede, sin duda, ser una alternativa viable que habría que considerar”, recalcó el también integrante de las comisiones de Hacienda y Presupuesto en este recinto.

Ortega Martínez alertó que la idea de “intentar construir en plazos urgentes, una nueva refinería (cono pretenden López Obrador y la secretaria Nahle) para generar petrolíferos –particularmente, gasolina- con la expectativa de ser autosuficientes en este producto, puede generar de nueva cuenta, una calificación que ponga en duda la viabilidad financiera y operativa de Pemex en el corto plazo”.

El legislador perredista recordó que un claro ejemplo de reflexión, lo dio el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, a quien todo mundo reconoce como un “duro –ideológicamente- en el manejo de los temas de Pemex, del petróleo y la soberanía” cuando, hace algunos días, “fijó un posicionamiento que habla de reconsiderar viejas posiciones y rectificar para abrir paso a una nueva realidad”.

“El ingeniero Cárdenas ha insistido –insistió- en la conveniencia de abrir de nueva cuenta las rondas; incrementar las sociedades de inversión entre el capital privado y el Estado mexicanos y, desde luego, ha planteado también que sería conveniente revisar dónde requiere Pemex hacer una inversión importante”.

“Ha considerado también que “Dos Bocas” no es prioridad en este momento, que lo fundamental es fortalecer exploración, aumentar nuestras reservas y generar capacidad de producción, recuperar paulatinamente -en el mediano plazo- nuestra capacidad, y alcanzar los dos millones de barriles diarios de petróleo que requerimos parta hacer solvente a Pemex ante la comunidad financiera internacional”

“Creo que habría que actuar con mucha responsabilidad, con elementos de juicio, y ver con cuidado la propuesta del subsecretario Herrera”, finalizó.

Comunidad Portuaria

Clausuró Secretaría de Gobernación el XXV Congreso Anual de la AMANAC

Puertos y Marina Mercante ya no deben manejarse como negocios separados: Héctor López Gutiérrez

Digitalización de los puertos mejorará movilidad portuaria y urbana: Martner Peyrelongue